¿Qué es el amor?

El amor es aquel momento que atraviesa el corazón. Es ese instante en el que nuestras miradas se cruzan y sentimos que hemos encontrado a nuestra media naranja. Amor y Cupido. Cupido y amor. Al fin y al cabo es lo mismo. Ese sentimiento que mueve el mundo y nos condena a vivir eternamente pendiente el uno del otro.

Hay quienes aseguran que enamorarse es la perdición del ser humano, pues perdemos la razón y nos movemos por el corazón. Por lo tanto nuestra objetividad queda relegada a la subjetividad. Amar significa perder la lógica y alcanzar la fantasía. Es un estado de embriaguez que nos encanta cuando somos correspondidos y que nos condena cuando somos rechazados.

que es el amor

Cupido llega a nuestra vida con un simple saludo, con un café, en una reunión de amigos, en un concierto alocado, etc. Aparece de sorpresa, cuando menos te lo esperas y siempre llega para quedarse.

Hay quienes enferman de amor y mueren de amor, porque cuando una relación se acaba, algo dentro de nosotros se rompe para siempre. Es el sentimiento más puro, perfecto y dañino que existe en la vida. Somos capaces de darlo todo por él. Y estamos dispuestos a perder la razón. Incluso sabiendo que para ser correspondidos hace falta un milagro. Pero en el amor todo es posible. Es simplemente magia.

Cuando se ama, se crea un mundo paralelo en el que solo viven los amantes. Nos convertimos en ciegos, no somos capaces de mirar más allá de nuestra pareja. Abandonamos a nuestra familia y a nuestros amigos. Todo pasa a un segundo plano. Y comenzamos a adorar los extremos, es decir, lo bueno resulta maravilloso y lo malo, un infierno. No hay termino miedo. Cupido llega y devasta, como un huracán o un tornado.

¿Quién es lo suficientemente fuerte para no caer en sus redes? Nadie. Hasta los más incrédulos terminan cayendo. Porque Eros es capaz de atravesar las murallas del corazón más frívolo.

Somos amor. Nacemos por amor. Vivimos por amor. Y morimos por amor. Este es el ciclo de la vida. Y no hay fisuras en él.

Cómo y cuándo proponer matrimonio

Proponerle matrimonio a tu ser querido puede ser divertido. Sin embargo, antes de soltar el anillo en la copa de champán, asegúrate de que tienes una importante probabilidad de que te responda “sí”. Aquí están algunas maneras de asegurarte que salte de alegría cuando le formules la pregunta mágica:

Cuándo proponerlo

1) La relación es genial, sientes que el compromiso es igual por ambos lados y tenéis todos los condicionantes para hacer que la cosa realmente funcione.

2) Tienes la energía para crear un evento brillante en la pedida de mano. Te encantaría hacerlo, y ver su rostro cuando le hagas la pregunta.

3) Habéis debatido anteriormente sobre el matrimonio llegando al acuerdo de que algún día os casaréis. En realidad, la propuesta es una formalidad, ya que los dos sabéis que haga quien haga la pregunta la respuesta será afirmativa.

como pedir matrimonio

Cómo hacerlo bien

1) Una gran propuesta debe ser memorable, de modo que te sientas bien cada vez que lo recuerdes, y que seas capaz de contar la historia a tus hijos y nietos.

2) Una propuesta memorable también debe basarse en el conocimiento de tu pareja y lo que ella realmente quiere. Como tú estás tomando todas las decisiones ahora, hazlo con tu pareja en mente – no obstante, estarás tentado de cumplir tus propias fantasías románticas.

3) Una gran propuesta debe ser agradable. Los hombres, en particular, pueden obtener sobrecarga emocional. Evita situaciones en las que podría sentirse vulnerable, como enmedio de un partido de fútbol “de infarto”.

Como fomentar la confianza en tu relación

La confianza no es algo que venga con demasiada facilidad en el mundo de hoy. Hay muchas cosas que manchan nuestra fe en las cosas y personas. Por lo tanto, antes de conseguir intimidad con alguien, las personas a menudo pueden sentir un miedo profundo en cuanto a si pueden o no confiar en su pareja. Éstos son algunos de los problemas que puedes encarar para ayudar a tu pareja y a la relación:

Autoimagen

Cada persona, ya sea hombre o mujer, tiene algún problema con alguna parte de su cuerpo y no está demasiada segura de su imagen. Si bien hay personas que hacen algo al respecto, como el ejercicio o perfeccionamiento de su cuerpo, otras optan por meterse en su cascarón y evitar hacer algo acerca de su imagen negativa de sí mismo. Estas personas sufren de algún tipo de complejo de inferioridad y esto se expresa en su relación. Puede ser que teman a la intimidad pensando que tendrán que exponerse a su pareja y tienen tanto miedo al rechazo que prefieren no estar en una relación en la que tengan que enfrentarse a su inseguridad. Si tu pareja se inscribe en esta categoría tienes que darle confianza y permitir que se sienta especial. Hazle saber que lo amas no por su cuerpo, sino por lo que es como persona.

fomentar la relacion con tu pareja

Sin experiencia

Otra razón por la cual la gente podría tenerle miedo a las relaciones íntimas es debido a la inexperiencia. Si tu pareja ha tenido menos experiencia que tú en cuanto a relaciones o sexualidad, podría pensar que no puede vivir de acuerdo con tus normas. A veces el miedo proviene del hecho de que probablemente no saben mucho acerca de la vinculación emocional y, por lo tanto, son nuevos en el juego del amor. En tales casos, necesitas tomar las cosas con calma y ganar su confianza.

Amor pasado

Ésta es probablemente una de las razones más comunes por las que las personas tienden a ser cínicas y tienen miedo a acercarse a alguien. Si las relaciones pasadas de tu pareja fueron amargas o abusivas podrían marcarle, y permitirle creer que el amor nunca es de verdad. Arreglar un corazón roto nunca es fácil, y si tu pareja ha sufrido en el pasado y su confianza ha sido traicionada, será más difícil para él o ella volver a confiar en alguien. Se necesitará un gran esfuerzo por tu parte para ayudar a tu compañero a recuperar su fe en el amor. Sé paciente y, lo más importante, sé honesto, porque una vez que se rompe la confianza de alguien, es muy difícil recuperarla.

Malas experiencias

A veces hay un problema con la intimidad porque una persona sólo ha tenido experiencias negativas. En este caso hay una ignorancia general de amor y afecto, porque en algún nivel estas personas se vuelven emocionalmente frígidas. Este tipo de cinismo no es sólo hacia el amor, sino hacia el mundo en general. Para reavivar el amor en esa persona, no sólo tienes que ser sensible a un nivel íntimo, sino también ampliar su afecto hacia al mundo y dejar que sepa que no es tan malo después de todo.

Al final, todo se reduce a la confianza. Si tu pareja tiene miedo a la confianza, dale un baño de amor y comprensión.