Como conseguir que una primera cita sea inolvidable

conseguir una primera cita

Este primer encuentro es fundamental. De su éxito llegarán vuestros siguientes reencuentros o desaparecerá para siempre si es un auténtico desastre. Aquí te indicamos algunas pautas para triunfar sin problemas:

Debes ser su primera vez

¿Recuerdas el primer día que aprendiste a nadar? ¿El día que te besaron por primera vez? ¿Aquel día que bailaste con tu primer amor por primera vez? Los grandes y únicos momentos nunca se olvidan. Utiliza este hecho a tu favor. Busca algo que nunca haya hecho y haz que vuestra primera cita sea inigualable.

Aparca los nervios

A pesar de que tengas en ebullición todo tu estómago, debes tranquilizarte. No puedes mostrar tu inseguridad y nerviosismo. Harás que ella o él se sientan incómodos ante tu falta de naturalidad. Los nervios no nos dejan actuar tal y como somos. Recuerda que es un primer contacto, fundamental que vea tus puntos fuertes.

Muéstrate flexible

No lleves las riendas por completo de la cita. No impongas tus deseos. Facilita la comunicación y el entendimiento entre ambos. Que él o ella puedan dar su opinión por si quiere invitarte a otro lugar o enseñarte algo que le resulte agradable.

No te sobrepases en ternura

Os acabáis de conocer. No actúes como un oso amoroso. A veces el exceso de ternura empalaga y la reacción es contraria a la que esperas. Intercambia actitudes tiernas con algunas más secas. Que no se note en exceso que necesitas caerle bien a toda costa.

Eres independiente

Cuando una persona se muestra independiente resulta extremadamente atractiva e interesante. Por ello, cuando estéis andando deja algo de separación entre ambos. No te pegues. Que sea él o ella quien se acerque a ti. De forma sutil, esa lejanía tuya, le hará creer que no tiendes a depender de tu pareja. El espacio indica libertad. Característica clave para que no huya de ti.

Si todos estos consejos resultan viables en tu primer encuentro con él/ella, ¡enhorabuena, has superado tus nervios e incertidumbres! Aunque, no te confíes, aun queda mucho por recorrer. Si ha habido algún problema, no te preocupes, tómatelo con humor. Solo se trata de una cita. Recuerda que no es fácil que todo salga a la perfección, mas si hay sentimientos de por medio. No te lo tomes como un examen final. ¡Siempre nos quedará la recuperación!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *