10 técnicas para relajarte rápidamente

relajarte

El estrés es algo no precisamente agradable. También es peligroso. Muchas enfermedades son causadas o agravadas por el estrés, pero se puede hacer algo al respecto. Ni que decir tiene que también puede fastidiar una relación. Prueba estas técnicas de relajación y úsalas cada vez que sientas que la tensión se acerca:

1. Toma una ducha caliente. El agua caliente relaja los músculos, y ayuda también a recuperarse de actividades agotadoras.

2. Escucha música relajante. Experimenta hasta comprobar cuál es la música que te relaja de la manera más eficaz. Luego llévate tu CD favorito a la oficina, o a donde más lo necesites.

3. Ve a otro sitio. Esto realmente ayuda si las cosas que te están estresando están ubicadas en un sitio determinado o asociados a dicho lugar. Cambia de aires.

4. Toma una taza de té de manzanilla. La manzanilla parece tener un efecto calmante sobre los nervios, y las bebidas calientes en general pueden ayudarte a que te relajes.

5. Observa tu mente. Si puedes detectar los factores de estrés que acechan bajo la superficie (el hambre, la preocupación, una llamada telefónica que necesitas hacer), puedes resolverlos y te sentirás entonces más relajado.

6. Ríete. Por supuesto, sabemos por experiencia que esto le ayuda a uno a relajarse, ¿verdad? Encuentra al tipo que se sabe los mejores chistes, o simplemente acércate a alguien que te resulte gracioso.

7. Respira profundamente. Cierra los ojos y presta atención exclusivamente a tu respiración mientras lo haces. Cinco respiraciones lentas y profundas son como un mini-meditación.

8. Da un paseo. Caminar es una de las mejores técnicas de relajación si tienes al menos diez minutos. Encuentra un lugar bonito para caminar mientras estás en ello.

9. Dale a alguien un abrazo. Mientras lo hagas con alguien al que no te importe abrazar, esto realmente puede ser muy relajante.

10. Rompe tu rutina. Deja de hablar con ese hombre del bar, o come en un sitio diferente. Cualquier cosa que te haga salir de tus patrones habituales puede aliviar el estrés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *